Retomar los hábitos alimenticios después de las vacaciones ¿Como lograrlo?

Dieta_Vidal.jpg

Para todos, marzo es sinónimo del fin de los días de descanso, el inicio de clases y la vuelta al trabajo. Y aunque es menos aceptado, este mes también significa el retorno a nuestros hábitos alimenticios. Durante las vacaciones todo es válido. Las personas tienden a consumir productos más calóricos y con menos aporte nutricional. Asados eternos, helados para el postre, galletas en la playa y comida chatarra para ahorrar tiempo, son los preferidos durante los períodos de descanso. Esto puede generar diversos malestares gástricos, así como también aumento de peso y retención de líquidos, una combinación molesta y que requiere de una acción rápida pero estratégica. No es una opción dejar de comer o realizar dietas flash o milagrosas, todo es cuestión de rutinas y buenas elecciones.

Generar rutinas alimenticias

Luego de los cambios en la dieta durante las vacaciones, es necesario retomar una rutina de alimentación, con horarios y porciones medidas. Para ello, la Dra. Ivonne Palma, especialista en Nutrición de Clínica La Parva,aconseja “establecer horarios de alimentación cada 3 o 4 horas máximo entre cada comida. Aumentar el consumo de verduras, frutas con moderación y preferir carnes bajas en grasas como las blancas y pescados. Además, es importante consumir una buena cantidad de líquidos y mantener actividad física para mejorar el tránsito intestinal”.

Pero también advierte que muchas veces los hábitos “poco sanos” en los ambientes de trabajo, como por ejemplo el excesivoconsumo de café y el picoteo desmedido, atentan contra la salud.

“Recomiendo comenzar el día desayunando en casa y no en el trabajo, llevar colaciones saludables como una fruta o yogurt descremado para media mañana, evitar el café y consumir té o infusiones sin azúcar. Además, realizar pausas activas es también muy beneficioso para calmar la ansiedad durante el día laboral”.

 

El mito de las dietas líquidas
El boom de las dietas líquidas continúa, sin embargo hay un lado B que nadie cuenta. “No recomiendo las dietas líquidas, considero más apropiado una alimentación equilibrada que incluya alimentos comunes como lácteos descremados, frutas y verduras, carnes bajas en grasa, pescados, legumbres, etc.Lasdietas liquidas tiene efectividad a muy corto plazo, pero no ayudan en corregir hábitos y no son sostenibles en el tiempo”.

 

Precauciones con los niños

Durante las vacaciones familiares, los adultos tienen la posibilidad de supervisar lo que consumen los más pequeños. En esta vuelta a clases, la Doctora Palma recomienda a los padres enseñarles a sus hijos a elegir opciones saludables de alimentación para que los días de colegio. Enfatiza que hay que “educarlos sobre la buena elección de alimentos como fruta, yogurt y frutos secos, que son opciones saludables y ricas para la colación.”

En esa línea la doctora insiste en que “los padres deben generar rituales de alimentación, con estructuras y horarios. Recomiendo empezar el día con un desayuno en casa que incluya un lácteo descremado, fruta o pan integral”

Para más información visita www.clinicalaparva.cl

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s